Títulos Tapas Papel Video Contacto Login
  • Tapa de la semana
  • Contratapa de la semana
  • Foto que habla
  • Foto del recuerdo
    • Banco Macro
    • Claro
  • Registrate
  • Complejo Cable Carril
  •  90.5 - La letra que nos une
  • Te gusta!
  • Cooperativa La Riojana

Sañogasta es fuente inagotable de aportes a la cultura y a las gestas de nuestra patria

Sañogasta: sede del Mayorazgo de San Sebastián y cuna del Poeta Ocampo

En 1632 llega a La Ciudad de Todos los Santos de La Nueva Rioja, fundada en 1591, Pedro Nicolás de Brizuela y de la Peña, de unos 20 años, oriundo de Cuevas, Provincia de Burgos, en Castilla la Vieja, España. En 1633 se casa en la Rioja con Mariana Doria. Tuvieron 7 hijos, cuatro varones y tres mujeres. El 26 de Agosto de 1640 recibe la merced “…las sobras del pueblo de indios de Sañogasta” y en 1672 otra merced real: “…las espaldas del cerro Famatina hacia el poniente”. Brizuela y de la Peña se radica en Sañogasta, construye su casa, construye la Iglesia en El Alto, introduce como Patrón al mártir San Sebastián y aporta una imagen española y también una talla alto peruana de Nuestra Señora de Copacabana o de la Candelaria. Por ello se conmemora el 26 de Agosto el aniversario de Sañogasta.

El 3 de Enero de 1663, Brizuela y de la Peña y su esposa Doria hacen testamento y establecen las condiciones del MAYORAZGO, esto es, se da prioridad para heredar al varón primogénito, el Señor del Mayorazgo, el preferencial, y una herencia mínima distribuida entre los otros hijos como base para prosperar. La idea era perpetuar su memoria, su linaje y evitar la subdivisión y enajenación de las tierra habidas

Se crean las condiciones para el Vínculo entre la persona y el Patrimonio del Mayorazgo, a través de las sucesivas generaciones. Establecen normas para este señorío, las más notables son que no usen ni firmen más alcurnias ni apellidos que BRIZUELA Y DORIA, no debía tener el sucesor sangre de judío, ni moro, ni hereje, ni mulato, ni indio, en la sucesión se privilegian al varón, a los mayores, a los hijos legítimos, si no hubieran hijos legítimos, entraría un ilegítimo que cumpliera las condiciones de sangre señaladas, agotados los candidatos entre los varones, podría entrar una mujer legítima. Pedro Nicolás de Brizuela y de la Peña, ya General, muere el 28/4/1674. Esta es la fecha en la que comienza el Mayorazgo. El Primer Vínculo es Gregorio Gómez de Brizuela y Doria (1639-1759). Se casa con Ana de Vega y Sarmiento y no tuvo descendencia legítima. El Segundo Vínculo es Juan Clemente de Baigorrí y Brizuela que adopta el apellido Brizuela y Doria, se casa con Gabriela de Tejeda, con ascendencia india. Por ello Ignacio, no podrá heredar por “tacha” de sangre. Sin embargo, presentó sus derechos y le fueron aceptados. El Tercer Vínculo es Ignacio de Brizuela y Doria que accede en 1743. Se casó con Josefa de la Maza y Castro, con descendencia. El Cuarto Vínculo es una hija de Ignacio, Petronila de Brizuela y Doria. Se casa con José María Dávila. Sus hijos se apellidan como su padre, Dávila, excepto el vínculo del Mayorazgo. El Quinto Vínculo es Francisco Javier Dávila, hijo de Petronila, que adopta el apellido Brizuela y Doria (1754-1819). Casado con María Rosa del Moral tuvo tres hijos, Ramón, Nicolás (es el Coronel Nicolás Dávila, que desde Sañogasta sale en apoyo del San Martín) y Miguel (es el General Miguel Dávila). El Sexto Vínculo es Ramón Dávila, hijo del anterior que adopta el apellido Brizuela y Doria (1784-1841). Casado con la salteña Escolástica Martínez y Zabala, no tuvo descendencia masculina. El Séptimo Vínculo es Francisca Solana de Brizuela y Doria, (1808-1850), hija única del anterior. Se casa con Amaranto Ocampo. Tienen ocho hijos: Ramón, Jamín, Ismael, Sara, Isora, Graciano, Rubén y Benjamina.

En este caso, el Vínculo es Amaranto Ocampo que debe adoptar el apellido Brizuela y Doria en virtud de la condición establecida “que no usen ni firmen más alcurnias ni apellidos que BRIZUELA Y DORIA”, como ya lo habían hecho Juan Clemente de Baigorrí y Brizuela (Segundo Vínculo), Francisco Javier Dávila (Quinto Vínculo) y Ramón Dávila (Sexto Vínculo)
Es de destacar aquí que Isora Ocampo, profesa como monja dominica en el Convento sde Santa Catalina de Siena de Córdoba y está en proceso de beatificación. Asimismo Jamín Ocampo se casará con sus sobrinas Elisa en primeras nupcias y luego con Hermosina, en segundas nupcias. El primero, Ramón Ocampo, adopta el apellido Brizuela y Doria. El Octavo Vínculo es Ramón Ocampo hijo del anterior que adopta el apellido Brizuela y Doria. Casado con Benjamina del Moral. Tienen siete hijos: Ramón, Hermosina, Elisa, Carlos, Amaranto, Solana y Benjamina.

Hermosina Ocampo se casa con Jamín Ocampo, que se había casado en primeras nupcias con su hermana Elisa. Hermosina y Jamín tuvieron un hijo, Luis Jesús Ocampo. Casado con Vicenta Durán Martínez tiene siete hijos: Alberto (el Poeta Ocampo, 1901-1979), Andrés, Octavio, Domingo, Francisco, Rosa y María. Es así que el poeta Ocampo es heredero de las hijuelas reales de su abuela Hermosina. El noveno Vínculo es Ramón Ocampo, hijo del anterior que adopta el apellido de Brizuela y Doria. Casado con su prima Elena Herrera Ocampo tiene siete hijos: Ramón Alberto, Carlos, Raúl, Armando, Elena (monja), María Elisa y María Angélica. El décimo Vínculo es Ramón Alberto Ocampo, hijo del anterior que adopta el apellido Brizuela y Doria (1885-1954) Casado con Solana Dávila Eyzaguirre, nieta del General Miguel Dávila, hijo del quinto sucesor y hermano del primer Ramón y sexto sucesor. Tuvo cinco hijos: Ramón Alfredo, Carlos Rubén, Eduardo Rafael, Estela Margarita y Gregorio Nicolás. Don Ramón Alberto fue el último Señor de San Sebastián de Sañogasta, donde vivió y murió, al igual que sus hijos varones. Su hija Estela Margarita Brizuela y Doria de Ibarlín, vive en Chilecito. Don Ramón Alberto es quien disuelve el Mayorazgo en 1917. Considerando el inicio del Mayorazgo en 1674 con la muerte de su creador Pedro Nicolás de Brizuela y de la Peña junto a su esposa Mariana Doria, que lo sobrevivió 10 años, el Mayorazgo de San Sebastián de Sañogasta duró 243 años. Es por ello que, en su bien documentado trabajo “El Mayorazgo de San Sebastián de Sañogasta. Misión, tradiciones, perduración”, Elena Beatriz Brizuela y Doria de Mesquita, nieta del Décimo Vínculo, destaca: “La vigencia del Mayorazgo de San Sebastián de Sañogasta superó la Asamblea del Año XIII, la Declaración de la Independencia, la instauración de la República, la Constitución de 1853 y la primera década del siglo XX”.
Don Alfredo Carlos Rentería, hombre de larga vida que murió en 2005 a los 99 años, solía disfrutar de mis visitas y de mi interés por conocer el pasado de mi familia. En una de esas amenas e instructivas conversaciones producto de su exquisita sensibilidad y lucidez, me contó con su voz afable, motivadora y atractiva, que cuando venía el décimo vínculo Don Ramón Alberto desde Sañogasta con los miembros de su señorío, entrando por la calle La Plata, que por aquel entonces tenía las veredas altas, la gente de Chilecito salía a la calle para verlos pasar, ya que era llamativa la presencia de esas personas muy bien vestidas con lucidas prendas camperas, sombreros de ala ancha, fajas de cuero con adornos en plata, camisolas blancas, bombachas vistosas y una elegante distinción, y, además, muy bien montadas en caballos y mulas de excelente porte, con sus guardamontes y llamativos enceres y monturas de cuero labrado.

¡Ay Sañogasta de mi niñez!, la fuerza de la raza de tus habitantes originarios preexistentes a la llegada del español, en tus lomadas y valles de ensoñación irrigadas por las cristalinas aguas del Famatina, perdura en la trascendencia de los aportes a la cultura, a la historia y a la fe de nuestra patria realizados por tus mujeres y por tus hombres, desde la humildad de tus serranías y la frescura de tus vertientes.

  • Puede enviar un mensaje al autor de este artículo haciendo click aquí:
  • Mensaje al autor
  • Publicado por Jesús Matías F. Ocampo (Lector colaborador) el Friday 28 de August de 2009 a las 15:00 Hs.
Copyright 1998-2018 Grupo E·mail® - Todos los derechos reservados.
+54(03825) 423·700 (Chilecito - La Rioja - Argentina)