Títulos Tapas Papel Video Contacto Login
  • Tapa de la semana
  • Contratapa de la semana
  • Foto que habla
  • Foto del recuerdo
    • Banco Macro
    • Claro
  • Registrate
  • Complejo Cable Carril
  •  90.5 - La letra que nos une
  • Te gusta!
  • Cooperativa La Riojana

Ley exige que ONG atienda adictos al juego y Salud Pública debe pagar por ello

Otra “apuesta” por una ONG fantasma

La diputada provincial Inés Brizuela y Doria denunció que los fondos destinados para la prevención y recuperación de los ludópatas están siendo derivados “no para la dirección de salud mental del Ministerio de Salud, sino para la Asociación Civil Zonas, una ONG fantasma”. Asegurando que “esta asociación por el cual se le pagaba unos 110 mil pesos mensuales; pero no hay informes, no hay programas de lucha contra la Ludopatía, ni funciona en el domicilio que informa. Es alarmante, semejante descontrol con el dinero del pueblo, donde hay intermediarios entre Salud Pública y los adictos al juego”. Por su parte, el Padre Federico Martínez de la Pastoral Social explicó que: “Por un lado está la situación del juego al respecto de la salud de las personas y de la familia y por el otro lado el descontrol de los empresarios del juego, ante lo cual me parece que hay que ser muy tontos para no darse cuenta de lo preocupante que es”.

La Ludopatía es una enfermedad de complejas consecuencias personales, sociales y económicas y Chilecito no está ajeno a este problema. La diputada provincial Inés Brizuela y Doria comentó que “en el 2014 presentamos un proyecto en diputados para regular la actividad de los casinos y salas de juegos de azar”.

Asimismo recordó que en la provincia existe la Ley 8.111 de Ludopatía, la cual “establece varias medidas de prevención, pero lamentablemente no se cumplen. Por ejemplo deben enviarse al ministerio de Salud un porcentaje de dinero para financiar programas de prevención y de recuperación de la Ludopatía. Pero esto no es así; alguien está haciendo negocios con la plata destinada a recuperar al ludópata”.

Ante lo cual la legisladora denunció que “se están desviando los fondos destinados para la prevención y recuperación de la persona adicta al juego a una asociación fantasma. Se trata de la Asociación Civil Zonas, una Organización No Gubernamental (ONG), que tras firman un convenio con el entonces ministro de salud de la provincia Marcos Perera, recibe por mes unos 110 mil pesos.

Para Brizuela y Doria “esta una asociación civil que tiene personería jurídica, en la práctica es una asociación fantasma. Tiene un domicilio, pero no funciona donde dice, además no hay informes por parte de esta ONG que dé cuenta de cuáles son los programas que está implementando para la lucha contra la Ludopatía. Esto es alarmante, semejante descontrol con el dinero del pueblo, donde hay intermediarios entre Salud Pública y los adictos al juego; hay algunos que se creen dueños de la cosa pública”.

“Esto es lo que debe saber el ciudadano para que entiendan que no se puede gobernar a través de ONG`s porque son coladores por donde se va la plata que está destinada para que la gente viva mejor”, anunciando al respecto que “Vamos a exigir que el Ministerio de Salud nos conteste el pedido de informe que enviamos al respecto. Nos vamos a constituir en el domicilio de esta asociación para que nos muestren las acciones que llevan adelante y a quiénes están atendiendo. Iremos a la justicia porque si acá hay dinero que tiene un destino específico y no está siendo utilizado para eso, hay responsables que tienen que ser determinados por la justicia”.

Tras la evidencia de la existencia de esta asociación es que el diputado Jorge Basso, quien en su momento impulsó una ley para la lucha contra la Ludopatía y luego la modificó para que dicha ONG recibiera el financiamiento por parte del ministerio de Salud, salió a explicar la grave denuncia. Afirmó a través de las redes sociales que “la ONG Zonas cobró para prevenir la Ludopatía”. Sin embargo, el legislador aclaró que “la ONG pretendió atender la Ludopatía en 18 meses de contrato y sólo recibió 5 veces dinero del Estado. Hoy están haciendo juicio al gobierno”.

Por otra parte la diputada Brizuela y Doria ratificó la necesidad de contar con una normativa que regule la actividad de los casinos y salas de juegos de azar. El proyecto se presentó en el 2014 y “lamentablemente hasta ahora no hemos podido avanzar”, manifestó.

Explicando asimismo que “con el proyecto pretendemos limitar el horario de funcionamiento de los casinos; hoy funcionan las 24 horas y también proponemos la reubicación de estas casas de juegos”, añadiendo que “el juego es una actividad humana y necesita de un corte, un límite. Que el casino esté abierto las 24 horas, genera que la persona que ingresa a jugar pierda la noción del tiempo, no sabe si es de día o de noche y sigue jugando y jugando”.

Pero además “Cuando sale del casino porque se le acabó la plata tiene al frente o a la vuelta un cajero automático o camina un par de cuadras y tiene una financiera o una casa de préstamo. Por eso se necesita que se encuentren en un lugar que no sea de fácil acceso”.

Ante la propuesta que fuera presentada en la Cámara de Diputados, la legisladora consideró que “mis pares han manifestado cierto apoyo a la iniciativa, pero acá hace falta una decisión política de dejar de tolerar el juego, y me pregunto ¿por qué el Estado provincial tolera el juego si causa tanto daño en la salud de la población?”, ante lo cual afirmó: “Se tolera porque el juego en la provincia financia a la vieja política, se tolera porque se reciben prebendas a cambio de las concesiones y autorizaciones para funcionar, se tolera el juego porque Beder Herrera por ejemplo cada vez que quiere ir a pescar a los lagos del sur usa el avión privado de uno de los empresarios que explotan el juego en la provincia”.

Aseverando que “Los casinos levantan la plata en pala porque además de tener estos privilegios de no tener limitación horaria, encima tienen un régimen impositivo especial con privilegios inaceptables, es decir, pagan un canon fijo por la cantidad de máquinas o mesas declaradas y se calcula que en la provincia están declaradas menos de la mitad de las máquinas y mesas que funcionan en las salas de juego y esto nadie controla. Es un sistema injusto y perverso”.

“Nosotros queremos avanzar con esto y romper esa justificación perversa de tolerar el juego a cambio de dinero para asistencia social porque es una mentira. Lo recaudado por el juego no le hace bien a nadie”, culminó la diputada.

Una factura de noviembre de 2015 por $104 mil.



Un pedido urgente de la Pastoral Social hacia los Diputados

Ante las terribles consecuencias de esta enfermedad es que desde la Pastoral Social de la capital riojana se unió para la pronta reglamentación que controle la actividad de los casinos. El padre Federico Martínez en diálogo con DiarioChilecito.com explicó que “los miembros de la Parroquia Resurrección del Señor, de la ciudad de La Rioja entendemos imprescindible e impostergable solicitar a la Función Legislativa de la Provincia el urgente tratamiento y aprobación del proyecto de Ley”.

“Los casinos y casas de juego de azar generan un daño social, familiar, sanitario, económico y cultural. Expresamos nuestra preocupación ya que sabemos que la Ludopatía es un tema bastante generalizado en la comunidad. Solicitamos a los diputados de la provincia que resolvieran la carencia que tenemos de una legislación clara y firme para tener control sobre la actividad de los casinos y las salas de juego de azar que no existe en La Rioja”, agregó.

Comentando el padre que “el motivo más importante de nuestro pedido refiere a la salud de la familia, no sólo clínica sino integral; la adicción al juego ocasiona trastornos muy graves y delicados. Hay familias que han entrado en crisis y se han roto por culpa del juego. Además el dinero que más ingresa en los casinos, aparentemente porque no hay datos confiables, es dinero de empleados públicos, planes sociales, pensiones y jubilados".

Pero también “es importante saber sobre la recaudación que tienen los casinos, no hay datos y no sabemos cuánto de esa recaudación queda para el Estado, son cuestiones que no están claras ni están informadas”, reflexionó Martínez.

Además el padre recordó que “se cumplen 40 años del asesinato de Monseñor Angelelli y una de las causas sociales que asumió como parte de su compromiso con el Evangelio de Jesucristo fue la lucha para impedir la instalación de casinos. Mientras él fue obispo no hubo casinos en La Rioja, es un dato histórico interesante”.

“Al conmemorar los 40 años de su asesinato, los legisladores y la sociedad riojana haríamos mucho bien en no caer en meras e inútiles declamaciones. Asumir sus causas con valentía y desinterés personal o de grupo, es una de las mejores formas de honrar su memoria y santidad”, alegó.

Ante la presentación del petitorio por parte de la Pastoral, Martínez indicó que “la recepción fue buena y la comunidad apoyo con su firma y por parte de los diputados también fue positiva la recepción; estuvimos presentes en dos sesiones y se aceptó la petición elevada desde la Pastoral, los diputados nos escucharon y se coincidía en la necesidad de contar con una legislación. Hay compromiso por ahora y con algunos diputados tenemos buen vínculo. Ahora tienen que ponerse a trabajar y elaborar el proyecto, cumplimentar con aprobarlo y ponerlo en vigencia”.

Y culminó: “Por un lado está la situación del juego al respecto de la salud de las personas y de la familia y por el otro lado el descontrol de los empresarios del juego, ante lo cual me parece que hay que ser muy tontos para no darse cuenta de lo preocupante que es”.

  • Puede enviar un mensaje al autor de este artículo haciendo click aquí:
  • Mensaje al autor
  • Publicado por Nicolás Rearte (FM Comarca 94.5 MHz.) el Thursday 16 de June de 2016 a las 17:21 Hs.
Copyright 1998-2018 Grupo E·mail® - Todos los derechos reservados.
+54(03825) 423·700 (Chilecito - La Rioja - Argentina)