Títulos Tapas Papel Video Contacto Login
  • Tapa de la semana
  • Contratapa de la semana
  • Foto que habla
  • Foto del recuerdo
    • Banco Macro
    • Claro
  • Registrate
  • Complejo Cable Carril
  •  90.5 - La letra que nos une
  • Te gusta!
  • Cooperativa La Riojana

Perros que sobreviven en el refugio San Roque, recibieron ayuda de alumnos

Animales que dan lecciones de "humanidad"

Existen miles de perros que viven en la calle soportando frío, calor, hambre, sed y son víctimas del rechazo de la sociedad. En la Argentina no hay un censo sobre los animales que están abandonados, pero sin duda al caminar por las calles de Chilecito se puede observar una gran cantidad de perros en situaciones deplorables. El maltrato, la indiferencia y la irresponsabilidad suelen ser los mayores enemigos de los perros vagabundos. En promedio una perra puede tener cría tres veces por año, pariendo también en promedio entre 4 y 6 cachorros; estos animales viven hasta los 12 años aproximadamente, por lo que el número de crías que una perra puede llegar a tener en toda su vida es de 180.
[VIDEO de 13 minutos]

Desde hace años, la ayuda a los animales abandonados se empezó a organizar gracias a los proteccionistas, los voluntarios y las organizaciones sin fines de lucro que eligen no seguir de largo ante esta dura realidad. Los refugios de animales fueron pioneros en esta noble labor y albergan a perros que buscan ser adoptados responsablemente.

En Chilecito desde hace varios años funciona la asociación protectora de animales “San Roque” que en la actualidad alberga a unos 200 perros, sus necesidades son muchas y la asistencia es poca, pero siempre agradecen la colaboración y ayuda de personas desinteresadas que se acercan al lugar a visitar a los perros. Así días atrás los alumnos de la escuela EPET Nº2 decidieron dar su ayuda; construyeron cuchas y llevaron alimento, fue una jornada de convivencia y de toma de conciencia a la que también se sumó un grupo de alumnos del Centro Polivalente de Arte.

Carolina Navarro, es voluntaria del refugio hace más de un año y relató que “colaboro con lo que haga falta, limpiar, colocar agua, llevar a los cachorros al veterinario. Todas las manos son útiles acá”. Asegurando que “ya estamos superpoblados, buscamos que los perros estén en tránsito hasta que encuentren un hogar definitivo. Estamos construyendo otros caniles y cuchas porque ya no tenemos más lugar para albergar. Quisiéramos recibir a todos los perros, pero no se puede”.

Mencionando asimismo que “si bien tenemos colaboración de los socios de la protectora, hay una ordenanza municipal que estipula un monto para el refugio, la plata no nos alcanza y hasta la fecha ya tenemos una deuda de 5 mil pesos en alimento, pero estamos tratando de juntar plata o hacer rifas para poder costear el alimento de los perros”.

“Todo el tiempo se están haciendo cosas y recibimos ayuda de muchas personas, una de ellas es Mimí cuyo sueño era hacerle el techo a todos los caniles para que los perros no sufrieran el frío. Está realizando este sueño empleando gente y poniendo los materiales”, agradeció Carolina. También destacó la iniciativa de los estudiantes de la EPET Nº2, “no sólo han venido chicos de la secundaria, también las escuelas primarias, boy scouts y los jardines de infantes se han acercado a visitarnos y nos traen donaciones”.

También Zulma Muñoz colabora en el refugio a través de un PIL Provincial, “en mi caso los cuido y curo si tienen alguna enfermedad. También hago la limpieza de los caniles, el patio y la cocina; vengo a la asociación entre 3 y 4 horas al día”, comentando que “a veces es lamentable como llegan los perros a este lugar, algunos agusanados, quemados o muy lastimados o maltratados. Hay mucha gente buena que viene al refugio, colabora y ayuda, pero también hay gente mala que abandona a sus perros en la puerta del refugio o deja a sus perras preñadas o con sus cachorros. Hay muchos casos de maltrato de animales que llegan a la protectora”, se lamentó Zulma.

Por su parte la docente Eugenia Calas de la escuela EPET Nº2 relató la iniciativa de los alumnos que a través de los PPA (Propuesta Pedagógica Alternativa) decidieron ayudar y colaborar con el refugio. “Ellos se mostraron interesados en saber que hace para colaborar con los demás y surgió la idea de ir al refugio San Roque, venían la necesidad que allí faltaba comodidad, cuchas y alimentos”.

“Les conmovió mucho la historia de la perrita, a la cual su dueña le había pegado con un palo en la cabeza y le hundió el cráneo. Pero más allá de esto tan triste, los alumnos recibieron la alegría de ver a los perritos correr a sus nuevas cuchas, parecían niños que recibían un juguete nuevo”, expresó la profesora. Además aseguró sobre la situación de estos animales que “las personas muchas veces son frías y no se toma conciencia de la creación de Dios. En el refugio son pocas las personas encargadas y no cuentan con los medios necesarios para poder cuidar a los animales”.

Anunciando que “vamos a tratar de participar los días sábados, ir al refugio a ayudar en la limpieza y ver si podemos conseguir barbijos y guantes para los cuidadores que trabajan allí”.

Tras la experiencia en el refugio los estudiantes expresaron que “sentimos tristeza de ver a los perros así, perro luego se vieron entusiasmados cuando le entregamos sus cuchas y les dimos de comer. El cuidado de los perros es responsabilidad de todos y hay que seguir colaborando con ellos. Pero nos dimos cuenta que ayudamos al personal”.

Asimismo el director de la EPET Nº2, Pedro Páez festejó la iniciativa de sus estudiantes. “Los chicos quisieron mejorar las condiciones de estos animales y estoy complacido por esta idea y también por los trabajos realizados por los alumnos”. Considerando el director que “sabemos que es muy difícil sostener este tipo de institución más allá que el objetivo es importante; se supone que debería estar en mejores condiciones y para ello deben involucrarse todas las organizaciones de la comunidad”.

La asociación tiene un cuidador, Jorge Peralta quien además vive allí, “los alimento y los cuido. Vivo con ellos y siempre me siguen y me esperan si salgo. Me he encariñado con los animales y ya hace 7 años que estoy con ellos y me da pena que sufran o que los abandonen en la puerta del refugio como pasa siempre”. Remarcando sobre la visita de los estudiantes que “los felicito a los alumnos y los profesores que trajeron cuchas nuevas, alimento y además ayudaron en la limpieza de los caniles”.

Al culminar desde la Asociación se recordó que los días 20, 21 y 22 de mayo se realizará una campaña de castración a bajo costo, 220 pesos por animal.

  • Puede enviar un mensaje al autor de este artículo haciendo click aquí:
  • Mensaje al autor
  • Publicado por Nicolás Rearte (FM Comarca 94.5 MHz.) el Thursday 12 de May de 2016 a las 18:14 Hs.
Copyright 1998-2018 Grupo E·mail® - Todos los derechos reservados.
+54(03825) 423·700 (Chilecito - La Rioja - Argentina)