Títulos Tapas Papel Video Contacto Login
  • Tapa de la semana
  • Contratapa de la semana
  • Foto que habla
  • Foto del recuerdo
    • Banco Macro
    • Claro
  • Registrate
  • Complejo Cable Carril
  •  90.5 - La letra que nos une
  • Te gusta!
  • Cooperativa La Riojana

Una madre sin consuelo: Asesinaron a su hijo de 11 años y pide justicia

El dolor detrás del dolor

“Era un niño solidario, creativo, muy querido en el barrio. Siempre andaba en su bicicleta, le gustaba arreglarlas y vivía ayudando a sus amiguitos; no le importaba andar con sus manitos llenas de grasa… hoy no está conmigo y su cama está vacía”, fueron las palabras de Bárbara Moreno, madre de Lucas Martínez quien fue encontrado sin vida en un basural en Famatina. “Esto me duele mucho, porque sé que mi hijo sufrió por lo que le han hecho en el cuerpo, lo trataron peor que a un animal… me destrozaron el corazón. Hoy sueño con él y lo extraño mucho, necesito su presencia…”. [VIDEO]

Bárbara Moreno tiene 34 años, vive en el barrio Niño de Hualco en el departamento Famatina. En su primer matrimonio tuvo a Xiomara de 13 años y a Lucas que tenía 11; pero su marido falleció hace diez años, cuando Lucas tan sólo tenía 7 meses. Actualmente esta casada con Carlos Penella, con quien formó una nueva familia y tienen a Máximo de cuatro años.

Bárbara tuvo que enfrentar el pero dolor que una madre puede soportar; la pérdida de un hijo. Su mensaje es directo y a la vez doloroso: “Quiero justicia por la muerte de mi niño…”.

“Hoy Lucas ya no está conmigo… pero era un niño tan querido en el barrio, solidario, creativo le encantaba hacer manualidades, ayudaba a sus amiguitos con las bicicletas porque amaba las bicicletas… siempre tenía sus manitos con grasa, pero no le importaba. Le encantaba el verde, las plantas… y estar en la pileta con su hermanito”, describió Bárbara a su pequeño hijo.


Lucas no estaba…

“Estábamos por almorzar y mi hijo no llegaba y no estaba por el barrio, nunca se iba sin avisar. Pero sentía que algo no estaba bien, una corazonada… lo habían visto en la casa de esta persona (el menor de 15 años que habría confesado el crimen) mi hija mayor fue a preguntarle pero dijo no saber nada de Lucas, que estuvo temprano con él y le devolvió la gorra de mi hijo que supuestamente se había olvidado en su casa. Cuando hizo eso, sabía que algo malo había pasado con mi hijo”, relató con dolor la mujer.

“Seguimos buscando a mi hijo y este malvado (el supuesto autor del crimen) andaba también buscando con nosotros y cuando le volvíamos a preguntar por Lucas, mentía con versiones diferentes… ya cuando fueron las seis de la tarde fuimos a la policía y comenzó otra vez la búsqueda. Fuimos varias veces al basural y no vimos nada”, prosiguió en su relato Bárbara.

“Era de noche no sé la hora, llegó la policía y me dijo que habían encontrado el cuadro de la bicicleta de mi hijo. Pero sabía que algo me estaban ocultando, me puse como loca al enterarme de lo que pasó, no lo podía creer… la forma en que mataron a mi hijo. Lucas era un niño alegre y hoy mi casa se siente vacía y sólo me quedaron los recuerdos de sus bicicletas, sus fotos”.

Expresando que “esto me duele mucho, porque sé que mi hijo sufrió por lo que le han hecho en el cuerpo, lo trataron peor que a un animal. Sólo me pregunto por qué… y sólo sé que mi hijo fue engañado y llevado con mentiras para que le hicieran esto, por eso desapareció y no me aviso nada. Se lo llevaron para quitarle la vida”.

“Quiero creer en la Justicia, confío en que esto se esclarecerá porque hay pruebas claras”, aseguró la madre. “Pido a la comunidad, a las familias, a las madres que han sufrido como yo que me apoyen, me ayuden para que esto no quede impune. Que no nos olviden, porque Lucas debe descansar en paz sabiendo que los culpables están presos. Como madre voy a seguir y no voy a bajar los brazos, quien me conoce sabe las necesidades que he pasado con mis hijos cuando perdieron a su padre (hace 10 años); no teníamos qué comer, ni donde vivir. Gracias a Dios y por luchar tanto por ellos logré un techo para mis niños. Éramos felices, teníamos una familia, esta casa, un buen trabajo. Mi esposo se convirtió en el padre de mis hijos, prácticamente crió a Lucas”.

“Mis hijos han sufrido tantas necesidades y hoy la vida me quita a Lucas, recién estaba empezando a disfrutar de unas buenas zapatillas o de un buen juguete. Luché tanto por ellos y que me pase esto con mi niño… como mamá tengo el corazón roto”. Y culminó Bárbara “después de una semana de su muerte volví a la casa, me contiene mi familia, pero me acuesto en su camita y miro sus cosas… no sé si seguir en esta casa… no sé si soportaré no verlo más a mi hijo. Sueño con él y lo extraño mucho, necesito su presencia…”.

Por el hecho hay detenido un menor de 15 años, quien habría confesado el crimen de Lucas Martínez a las 11 de la noche del martes 26 de enero. Extraoficialmente se supo que el menor fue trasladado a la ciudad de La Rioja a la residencia “Nueva Vida”, para que le hagan pericias psicológicas, pero no hay mayores datos oficiales sobre el caso, que tiene secreto de sumario y pese a que se realizó la autopsia, la jueza Elena Magaquián aún no informó los resultados.

Lo cierto es que la causa estaba caratulada como muerte dudosa y extraoficialmente se conoció que el menor de 11 años, murió como consecuencia de un fuerte golpe en su cabeza. Su familia denuncia la participación de más personas “No lo hizo solo. De la forma en que dejaron a mi hijo, alguien más participó”, finalizó Bárbara Moreno.

  • Puede enviar un mensaje al autor de este artículo haciendo click aquí:
  • Mensaje al autor
  • Publicado por Natalia Petric (Diario Chilecito) el Thursday 04 de February de 2016 a las 13:04 Hs.
Copyright 1998-2018 Grupo E·mail® - Todos los derechos reservados.
+54(03825) 423·700 (Chilecito - La Rioja - Argentina)